• Búsqueda avanzada

  • Inicio
  • Biblioteca virtual ciencia animal
  • Información sobre producción de cabras

 

 

 

 

Principios de alimentación de las cabras.

 

 

 

 

 

Ing Alvaro Castro Ramírez

Tel (506)279-84-84

 

 

 

 

 

Al contrario de lo que ocurre en una gran mayoría de países en donde las cabras pasan hambre, en Costa Rica gracias al esfuerzo de las Instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Asociación Costarricense de Criadores de Cabras, la Universidad de Costa Rica, y el  Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza se logró desarrollar un Modelo Agroforestal con cabras en estabulación total, en la cual la base forrajera, es de alta calidad  nutritiva y de gran producción de biomasa (forraje verde).

 

 

 

Alim1

 

 

Figura 1.  El Modelo agroforestal costarricense convirtió a la cabra en protectora del medio ambiente.

 

 

 

 

 

Este aspecto es de trascendental importancia ya que gracias al bien más preciado de los costarricenses que es su nivel educativo, permite tener un conocimiento de lo que aportan las forrajeras, lo que unido a la  evaluación de las necesidades nutricionales de las cabras  así como el amor por las cabras y el estudio del comportamiento animal que desarrollan instintivamente todos los componentes del núcleo familiar desde el niño pasando por sus padres y terminando en los abuelos permiten alcanzar niveles de producción de leche de 14.000 kilogramos de leche por hectárea por año y más. 

 

 

Alim2

 

 

Figura 2. La explotación caprina costarricense se basa en el uso del talento humano.

 

 

 

 

 

El  objetivo principal que se busca en toda actividad productiva es el de lograr la máxima producción en forma eficiente y al menor costo.  En el caso de la actividad caprina, este objetivo se puede conseguir a través del manipuleo adecuado del manejo, la alimentación y la sanidad principalmente. 

 

El problema de abastecimiento de alimentos tanto para el hombre como los animales, es generalizado en los países en desarrollo, con tendencias deficitarias a mediano y largo plazo.  A fin de lograr el más eficiente uso de los recursos alimenticios, se hace necesario tratar algunos eslabones de la cadena alimentaria, de forma tal que se elimine el fenómeno de competencia por insumos entre el hombre y los animales.

 

Las especies poligástricas (vacunos, ovinos, caprinos, etc.) constituyen un fenómeno muy particular, pues no compiten por insumos con el hombre u otras especies monogástricas, y más aún, pueden utilizar ventajosamente, la celulosa, que es el compuesto orgánico más abundante de la naturaleza.

 

Igualmente, estas especies pueden utilizar en forma eficiente las fuentes proteicas de baja calidad, así como el nitrógeno no proteico.

 

Estas peculiaridades son posibles, debido a las modificaciones presentes en la anatomía y fisiología del tubo digestivo del poligástrico, el que presenta verdaderas cámaras de fermentación, donde habitan microorganismos que en perfecta simbiosis proveen al caprino, de la digestión fermentativa en forma previa a la digestión hidrolítica  propia del animal.

 

2.    Anatomía del tracto digestivo

 

Las características anatómicas y fisiológicas de los tractos digestivos son determinantes en el tipo de dieta que un animal pueda consumir, principalmente en cuanto a su habilidad para ingerir dietas voluminosas o ricas en celulosa.

 

 

 

Alim3

 

 

Figura 3.  Aparato digestivo de una cabra.

 

 

 

 

 

El tracto digestivo en términos simples, se puede concebir como un tubo, que empieza en la boca y termina en el ano, y que a lo largo presenta una serie de bolsas, sacos o modificaciones que se han ido desarrollando a través de la evolución de la especie, de acuerdo con el tipo de dieta y la funcionalidad de las diversas partes del tubo digestivo.

 

En el tracto digestivo de una cabra se puede notar un desarrollo considerable de la parte anterior, la cual presenta una amplia zona de fermentación constituida por el retículo-rumen, un área mayor de fermentación formada por el omaso y un área digestiva con enzimas propias,  que es  el abomaso.  Adicionalmente, existe una zona de fermentación en el ciego, en la parte posterior.

 

 

Alim4

 

 

Diagrama 1. Esquema de las funciones de  los 4 compartimientos estomacales.

 

 

 

 

 

Microbiología del rumen

 

En los caprinos, la flora y fauna microbiana adquiere considerablemente importancia, al ser las responsables de la mayor parte de la actividad digestiva que ocurre en el animal.

 

En términos generales, se considera que más del 70% de la energía que  utiliza la cabra, se deriva de los ácidos grasos volátiles resultantes de la fermentación microbiana.  En el caso de la mayor parte de las fuentes proteicas que ingieren los rumiantes, se considera que se hidrolizan de un 50 a un 70% por acción de las enzimas microbianas de manera tal, que sólo de  un 30 a 50% de las proteínas ingeridas son digeridas como tales por el animal.

 

Al sentar las bases para la alimentación de los rumiantes, es necesario considerar que él alimentarlos, realmente se está alimentando a los microorganismos, pues éstos son los que proveen los productos y subproductos de la fermentación, de los cuales depende principalmente la nutrición de los poligástricos.

 

En el caso de los rumiantes, los carbohidratos son sometidos a una acción fermentativa por medio de enzimas microbianas (amilasas, maltasas, celulasas, etc.), de forma tal que se generan los ácidos grasos volátiles formados son el acetato, el propionato y butirato, los que son absorbidos a través de la pared ruminal y de allí son transportados por  medio del torrente sanguíneo hacia los tejidos en donde constituyen la principal fuente energética.

Las proteínas ingeridas por los rumiantes, también se ven sometidas a la acción microbiana en forma intensa.  Las enzimas proteolíticas, peptidasas y aminasas de origen microbiano degradan las proteínas a péptidos, aminoácidos y  amoniaco, el cual constituye el principal producto final de la digestión de las proteínas en el retículo-rumen.  Este amoniaco es utilizado por los microorganismos para la síntesis de la proteína microbiana, de manera que la proteína digerida en el abomaso y duodeno, es principalmente proteína de origen microbiano, y en menor grado, la proteína  ingerida en la ración y que no es atacada por los microorganismos.

 

La proporción de la proteína, que es degradada por acción microbiana, depende de la solubilidad de la fuente proteica, así, fuentes solubles como la urea, la morera, el poró convierten rápidamente a amoniaco.  En cambio, fuentes insolubles como la harina de pescado o la harina de sangre, se convierten en amoniaco en una pequeña proporción, pero la mayor parte pasa al abomaso y a duodeno en forma intacta, para ser sometida a la digestión hidrolítica.  La conveniencia de uno u otro tipo de proteína, depende de la fase de producción, especie, edad de los animales y al aminograma de la fuente proteica.  Sin embargo, en muchos casos la proteína microbiana producida puede suplir la mayor parte de los aminoácidos requeridos por los caprinos, lo que resalta la ventaja de esta especie sobre los monogástricos en la utilización del nitrógeno no proteico y de proteínas de pobre aminograma.

 

La digestión en el Abomaso e Intestinos

 

El abomaso secreta ácido clorhídrico(HCl) y las enzimas pepsina y renina. El ácido clorhídrico reduce el pH de la digestión de aproximadamente  7 a 2,5, el cual es óptimo para la acción de las enzimas mencionadas, las que hidrolizan las proteínas a péptidos o sea cadenas cortas de aminiácidos. La renina es particularmente importante en el animal lactante, pues es la que coagula la leche.

Las paredes del intestino en la porción adyacente al abomaso secretan diversas enzimas que actúan sobre las proteínas, grasas y carbohidratos de la digesta, igualmente desemboca en esta sección el jugo pancreático, el cual contiene enzimas que actúan sobre las proteínas y grasas; y la bilis, la encargada de activar la lipasa pancreática( enzima que trabaja sobre las grasas) y por su contenido de álcalis contribuye a mantener el pH óptimo para la acción de dichas enzimas.

Por acción de las enzimas pancreáticas, la proteína que pasa, al duodeno es degradada a aminoácidos, que son absorbidos a través de la mucosa intestinal, de manera similar a lo que ocurre en el caso de los monogástricos.

 

En la porción inferior del intestino predomina la absorción de los productos de la digestión: aminoácidos, azúcares sencillos y ácidos grasos principalmente, pero también vitaminas y minerales.

En el intestino grueso hay una cierta digestión microbiana de celulosa y hemicelulosa.

 

El conocimiento de la fisiología digestiva de las cabras, permite establecer las bases para el sistema de alimentación a utilizar, con el fin de aprovechar al máximo la capacidad digestiva de los productos fibrosos, la utilización del nitrógeno no proteico y en general, de insumos alimenticios que no puedan ser aprovechados eficientemente por el hombre u otras especies monogástricas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica
Todos los derechos reservados 2014

Agradecemos toda sugerencia para mejorar este servicio.
remitir su mensaje a sunii@mag.go.cr